+34 912 701 220

Resolución de imagen y Marketing

31
Ago

Hoy día todos sabemos que es Full HD y algunas otras nomeclaturas en cuanto a resoluciones de vídeo e imagen se trata. Esto es gracias a que son términos que poco a poco se han ido introduciendo en nuestra vida cotidiana; desde la resolución de contenido disponible en distintas plataformas como Youtube y Netflix, hasta en el momento de realizar alguna que otra gestión con contenido de vídeo. En las siguientes líneas pasaremos a ver que influencia tiene el marketing a la hora de elegir los nombres para una cuestión como es la de nombrar a cada estándar de calidad de vídeo por su resolución en pixeles.

Para empezar explicaremos la definición de pixel, ¿Qués es un pixel? Un pixel es la unidad más pequeña de una imagen digital. Esta unidad presenta un color homogéneo que tiene la posibilidad de innumerables combinaciones dependiendo de la tonalidades para los distintos colores. Así pues, resulta de lo más lógico que la composición de una imagen digital posea un gran número de pixeles para dar como resultado, su composición.

Es por la cuantificación de estos pixeles en cada imagen por lo que se hacen necesarios una definición de estándares de calidad que nos guíen sobre la resolución de la misma. Hablamos de resolución de imagen dado que los vídeos simplemente se forman de un conjunto de imágenes en movimiento.

A continuación os presentamos las resoluciones de vídeo, según definición estricta por el valor correspondiente entre resolución horizontal y vertical, medida en pixeles:

  • HD Ready 1280 x 720 pixeles
  • Full HD 1920 x 1080 pixeles
  • 2K 2048 x 1080 pixeles
  • 4K 4096 x 2160 pixeles Resolución comercial ( 3860 x 2160 pixeles)
  • 8k 7680 x 4320 pixeles

Como observamos en los datos anteriores, la resolución 4K comercial dista bastante en número de pixeles con respecto a los marcados en el estandar del 4k. Esto es debido a un ajuste entre fabricantes con la finalidad de obtener una relación de aspecto óptima para mostrar contenidos televisivos, en donde la relación es de 1.78:1 la cual corresponde a el 4K comercial, mientas que el 4K real tiene una relación de aspecto 1.9:1 (La relación de aspecto se entiende como la proporción física entre el ancho y la altura de la pantalla)

Si bien es cierto que la decisión de tener un 4K comercial fue por una razón justificada, el nombre también hubiese podido ser otro tal como UHD ( Ultra HD ), pero esto no fue así por motivos de marketing. Siempre será mas impactante hacia el consumidor, y mucho más atractivo para éste, tener una resolución 4K entendiendo que se ha multiplicado por 4 la resolución FULL HD (1080 pixeles). Con ello, es lógico entender una ganancia de número de pixeles hasta llegar a 4 veces la cantidad original por haberse doblado la resolución vertical a 2160 pixeles.

Con estos datos, podríamos concluir que la influencia del marketing ha jugado un papel muy importante a la hora aceptar una misma definición para dos resoluciones objetivamente distintas. La adaptación para comercializar contenidos televisivos y el intento de facilitar el entendimiento por parte del consumidor, nos muestra una vez más la influencia del marketing en nuestro día a día.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *